Lunes a Viernes

Lunes a Viernes de 9:00h–13:30h, 16:00h–19:30h. Sábados de 9:00h–13:30h.
Domingos cerrados.

Contacto

944 470 847

Vacaciones y alimentación

La llegada del verano y las vacaciones nos traen momentos de relax, diversión y desconexión, pero también desaparecen parte de las rutinas y hábitos adquiridos, ocasionando cierto descontrol en nuestro día a día, alterando ciertos aspectos de nuestra vida, incluso la alimentación.

El consumo de bebidas y alimentos poco adecuados, provocan que nuestro organismo, a veces, se vea afectado y colaboremos en incentivar el sobrepeso, alterar la diabetes o alguna que otro problemilla gastrointestinal, etc.

¿Cómo cambia nuestra alimentación en vacaciones?

En verano, el calor hace que disminuyan las ganas de comer, se consumen menos calorías que en otras épocas del año, y eso hace que nuestra dieta cambie y se vea afectada a veces negativamente.

En general, nuestro organismo gasta menos energía para mantener la temperatura corporal que en invierno cuando hace frío, y necesita consumir menos calorías a través de la alimentación.

Irse de vacaciones implica, en la mayoría de los casos, comer fuera de casa, comer comida rápida, fritos, más helados, a deshoras, etc., lo que provoca un gran descontrol en nuestra dieta.

Trucos para una alimentacion saludable en vacaciones.

Lo importante es seguir un patrón de alimentación saludable en todas las épocas del año.

  • Haz comidas de fácil digestión

Es preferible hacer cinco comidas al día y elegir alimentos al vapor, asados, salteados o la plancha y cocciones.

  • Elegir platos nutritivos y ligeros:

Aléjate de las comidas copiosas y trata de consumir alimentos ligeros y fáciles para tu digestión: ensaladas de pasta o legumbres, proteínas magras con acompañamiento vegetal, etc.

  • Prioriza en tu dieta alimentos frescos y de temporada:

Estarán más sabrosos y serán más abundantes.

  • Equilibra el consumo de proteínas, carbohidratos, grasas, frutas y verduras.

Lo ideal es que el 50% del plato contenga fruta o verdura, y la otra mitad una variedad de lácteos, proteína y granos.

  • Evita el consumo de cafeína:

Su efecto diurético, aunque sea leve puede causar micción frecuente y deshidratación.

  • Hidrátate siempre:

En verano, el calor y la humedad favorecen la deshidratación, por lo que se debe priorizar tanto en nuestra alimentación como en nuestra vida diaria.

  • Aumenta el consumo de frutas y verduras:

 Porque son bajas en calorías y muy ricas en agua, lo que ayuda a nuestro cuerpo a hidratarse.

  • Elimina el azúcar de tu dieta:

Uno de los mayores enemigos de tu dieta es el azúcar. Los azúcares procesados causan daño a tu intestino y afecta al proceso de digestión. La miel, por ejemplo, sería una buena opción, es más saludable.

Nutrientes esenciales en tu dieta estas vacaciones.

Para mantener una salud buena y equilibrada, es necesario que incluyamos estos nutrientes en nuestra dieta:

  • Betacaroteno: con la subida de las temperaturas nuestra exposición a los rayos UVA también aumenta. Estudios demuestran que ciertos elementos de nuestra dieta como el betacaroteno antioxidante, ofrece cierta protección contra los rayos del sol y, aunque no debe ser sustituto por un protector solar es una buena opción alimenticia. Lo encontraras en frutas, verduras de color naranja y verde, zanahorias, batata, mango y espinacas.
  • Omega-3: el baño en el mar, el sol, el cloro, etc., pueden ocasionar daños en tu cabello, piel y uñas. Los omega-3 son esenciales en una dieta y son aquellos que dentro de nuestro organismo recubren cada membrana celular. Un buen ejemplo es el pescado azul.
  • Vitamina B: la vitamina B es esencial para la producción de energía, el estado de ánimo e incluso el sistema nervioso. La encuentras en los huevos, carne magra, frijoles, lentejas, nueces y semillas.
  • Grasas sanas: lo más recomendable es que nuestro consumo se base en grasas sanas como las del aceite, los frutos secos, frutas como el aguacate, pescado azul, etc.
  • Fibra: te ayudará a mantener tus hábitos digestivos en unas vacaciones con cambios en tu dieta y, te proporciona la ligereza y la vitalidad que tu cuerpo necesita: frutas, verduras, granos enteros y legumbres,
  • Agua: es la fuente principal de hidratación de nuestro cuerpo. Esta nos ayudará en verano a regular nuestra temperatura corporal, a eliminar desechos (toxinas) de nuestro organismo y evitar la deshidratación. Actúa además como lubricante para tus articulaciones, previene el estreñimiento e interviene en la deglución, absorción y digestión de los alimentos.

Irte de vacaciones puede dejar de ser un mal recuerdo al volver de ellas, en cuanto a cuidados de tu salud se refiere, si sigues nuestros consejos.

En Farmacia Juan Uriarte también queremos disfrutar contigo y por eso te acompañamos siempre. Te ofrecemos calidad y salud.

Farmacia Juan Uriarte
Farmacia Juan Uriarte

Deja una respuesta